no quiero ser lesbiana

No acepto que soy lesbiana: Homofobia interiorizada

 

Los valores, ideas, mitos o estereotipos presentes en la sociedad nos afectan a la hora de formar nuestras opiniones o actitudes. En el caso de la homofobia interiorizada, o cuando la homófoba eres tú sucede igual. Vamos a analizarlo desde el punto de vista de la psicología LGBT.

 

Esto pasa de una manera paulatina e inconsciente de la que no podemos darnos cuenta. El claro ejemplo de este proceso son los estereotipos de género, no sabemos cuándo ni cómo los hemos aprendido, pero claramente nos han influido desde que somos pequeñas. Esto mismo pasa con la homofobia interiorizada.

 

 

¿Qué es la homofobia interiorizada?

 

La homofobia es el rechazo u odio a las personas homosexuales y puede ser expresada de manera explícita, de forma clara y abierta, o implícita, de forma más sutil. La homofobia interiorizada son todos aquellos sentimientos de rechazo hacia la homosexualidad que tiene la propia persona homosexual.

 

El origen de estos sentimientos se encuentra en la infancia. Al crecer en una sociedad heteronormativa que rechaza la homosexualidad, vivimos desde pequeñas escuchando comentarios negativos sobre la misma.

 

En los colegios, se utilizan palabras como marica o bollera para insultar a toda niña que no cumple los estereotipos de género, los chicos por ser femeninos y las chicas por ser masculinas. Quizás no lo hemos vivido en primera persona pero seguro que sí hemos sido testigos de esto.

 

 

Los estereotipos de género

 

En la infancia y adolescencia, como decíamos anteriormente, ya hemos interiorizado los estereotipos de género, así como la heteronormatividad y la homofobia que lleva unida. Cuando poco a poco vamos siendo conscientes de nuestra orientación sexual tenemos sentimientos negativos hacia nosotras mismas en mayor o menor medida y muchas veces sentimos vergüenza y culpa.

 

La homofobia interiorizada lleva a muchas mujeres homosexuales y bisexuales a permanecer en el armario. Sin embargo, otras son capaces de contarlo al entorno y este es un momento crucial.

 

Se ha demostrado que las personas que tienen un entorno que reacciona de una manera positiva en este momento tienen niveles más bajos de homofobia interiorizada.

 

Por el contrario, las mujeres bisexuales u homosexuales que reciben una respuesta de rechazo por parte de su entorno tienen niveles más altos de homofobia interiorizada, es decir, mayor sentimiento de rechazo hacia sí misma y otros por su orientación sexual.

 

Esto afecta negativamente al autoestima, a la forma de relacionarse con otros, pudiendo llegar a tener síntomas de depresión o ansiedad.

 

Además, no podemos olvidar que a parte de vivir en una sociedad heteronormativa, también vivimos en una sociedad patriarcal. Es por esto que las mujeres bisexuales y homosexuales sufrimos doble discriminación: machismo y homofobia.

 

rechazo ser lesbiana

 

Rechazo de la sociedad hacia las mujeres lesbianas

 

A ojos de la sociedad, es mejor ser un hombre gay que una mujer lesbiana, de alguna manera se acepta mejor porque está relacionado con el hombre y desgraciadamente ellos están en una situación mejor que nosotras.

 

Por todo lo anterior, podemos llegar a un punto en el que necesitemos reafirmarnos. Nuestro entorno, nuestra familia, amigos y la sociedad en general nos ha rechazado en algún momento de nuestra vida por el hecho de ser lesbianas o bisexuales pero es importante que nosotras nos aceptemos tal y como somos.

 

Por eso es importante revisar cuáles son las actitudes que tenemos hacia nuestra orientación sexual y hacia las demás. Puede que sepamos que somos lesbianas pero podemos decir cosas como que no somos como la típica lesbiana o que somos homosexuales pero nadie tiene por qué saberlo, quizás también a veces hubiéramos preferido ser heterosexuales.

 

Todo este tipo de pensamientos a veces responden a los mitos y estereotipos que rodean a la comunidad homosexual (promiscuidad, consumo de drogas, hedonismo, masculinidad/feminidad etc.) y a las propias actitudes negativas hacia la homosexualidad y la bisexualidad.

 

 

Terapia psicológica online para mujeres lesbianas

 

Es fundamental gustarnos tal y como somos y tener claro que ser lesbiana o bisexual no es nada malo. Puede que al leer este artículo te hayas dado cuenta de que tú misma a veces no te sientes del todo bien y tienes pensamientos y sentimientos negativos.

 

Aún te cuesta revelar tu orientación sexual porque tienes miedo de cómo vayan a reaccionar los demás. Te invitamos a que hables con una de nuestras psicólogas LGTB+ si quieres repasar tus propias actitudes o si quieres reforzar tu autoconcepto sobre tu homosexualidad y sentirte más libre.

 

Ella te entenderá porque, como tú, sabe las situaciones que sufrimos las mujeres homosexuales y bisexuales y lo importante que es aceptarse a una misma para que eso no nos afecte en nuestra vida personal.

no me gusta ser lesbiana

Artículos relacionados

Comentarios

Deja tu comentario

{{ message }}
{{ errors.name[0] }}
{{ errors.email[0] }}

Quedan {{ commentLimit }} carácteres

{{ errors.comment[0] }}
¿Te ayudamos?

Chat directo

Hablando con {{ you.name }} Consultas de 5', L a V, de 9 a 15 y de 17 a 23

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Seguro que quieres cerrar tu sesión?

Cerrar sesión

Para crear una cuenta vamos a tener que terminar el chat

Cerrar chat y crear cuenta